9 feb. 2011

Charlie Chaplin - "Un día sin risas es un día perdido"

Charlie Chaplin (1889 – 1977) fue un actor cómico, compositor, productor y director cinematográfico que cautivó al mundo con su rol como el pequeño vagabundo – aquel personaje de pantalones holgados y viejos, que usaba un sombrero y un bastón y que poseía ese peculiar mostacho – haciendo reír a millones de personas a lo largo de su carrera y que hasta el día de hoy siguen admirando su trabajo.
Charlie nació en Inglaterra un 16 de abril de 1889 fue hijo de una familia de artistas, su padre bailaba y su madre cantaba. Sin embargo ambos tenían serios problemas de salud. Al padre le gustaba el trago lo que al final lo mataría de una cirrosis cuando Charles tenía apenas 12 años. Su madre perdería la voz en medio de un espectáculo y Charles debió reemplazarla con solo 5 años. Después de esto ella estuvo en depresión e incluso llegó a estar en un centro de salud mental. Afortunadamente se recuperaría y el pequeño Charlie podría estudiar en la academia de mimos de Fred Karno. Con ellos empieza una gira hasta que en 1910 llega a Estados Unidos en donde un productor pone sus ojos en él para iniciar una serie de cortometrajes, es entonces cuando Chaplin crea su mítico personaje que hablábamos al comienzo. Desde entonces su carrera subiría meteóricamente llegando a tener contratos de hasta un millón de dólares hacía fines del 1919.
Entre 1910 y 1920 ya había actuado y dirigido una enorme cantidad de películas (recordemos que en esos tiempos las películas eran de unos cuantos minutos, por lo que en realidad eran cortometrajes) el carisma y la capacidad expresiva de Chaplin lo hacían único. En una época donde no existía el cine sonoro era muy difícil captar la atención de la gente, pero Charlie se las ingeniaba y cada vez se hacía más popular.
Para inicio de los años 20s y preocupado por los actores y actrices de la emergente industria del cine cofunda la United Artists para ganar más control sobre las producciones – Chaplin fue cabeza de esta agrupación hasta 1950. En los años 20s Chaplin sería reconocido a nivel mundial por obras emblemáticas del cine como “The Kid” en donde recalca la importancia del amor entre las personas y también critica bastante a la sociedad de la época. “The Gold Rush” en 1925 conocida como “La quimera de oro” la cual retrata la frenética lucha para encontrar oro y así hacerse millonario y las muchas penurias que debían enfrentar aquellos que fracasaban (considerada una de las 50 mejores películas de la historia) y en 1928 “The Circus” que para la crítica es una de las mejores películas de Charlie pero que no ha sido valorada como tal. Incluso por esa película estuvo nominado a mejor actor para un premio de la academia, sin embargo, decidieron cambiarlo a un premio especial que recibió en 1929 y por el cual Chaplin decidió distanciarse de Hollywood.
En la década de los 30s nuevamente Charlie deslumbraría con sus producciones entre ellas “City Lights” una comedia con un profundo sentimiento de romanticismo y tristeza que hizo llorar a más de alguna persona. En Europa, donde es recibido como un héroe, graba “Modern Times” un film que retrata la pobreza, da duras críticas al sistema industrial de trabajo y presenta otras críticas sociales (también fue la primera película que incluyó sonido en su producción) – ambos films no fueron ni siquiera nominados por la academia y desde entonces comenzaron a tildar a Chaplin de comunista por lo que prácticamente lo vetaron en Estados Unidos. Sin embargo, en 1940 Chaplin haría un acto de valentía al presentar al mundo su obra maestra “The Great Dictator” película que se estrenada en pleno inicio del conflicto bélico más horrible de la historia moderna – la segunda guerra mundial. Charlie interpretada o parodiaba mejor dicho al dictador Adolf Hitler y al mismo tiempo interpretaba a un pobre y humilde peluquero que tenía un aspecto muy similar al del dictador. La película fue nominada a cinco premios de la academia pero no ganó ni uno. Muchos dicen que fue por miedo a que posteriormente fueran incluidos en la lista negra de Hollywood. Lo cierto es que a Charlie no le importaba, él siempre fue un amante de la paz y lo deja más que claro en el discurso con que termina su película:
“Lo lamento, pero yo no quiero ser un emperador, ése no es mi negocio, no quiero gobernar o conquistar a alguien. Me gustaría ayudar a todos si fuera posible: a los judíos y a los gentiles, a los negros y a los blancos. Todos deberíamos querer ayudarnos, así son los seres humanos. Queremos vivir con la felicidad del otro, no con su angustia. No queremos odiarnos y despreciarnos. En este mundo hay sitio para todos, y la tierra es rica y puede proveer a todos. El camino de la vida podría ser libre y hermoso...» Fragmento de “El gran dictador”.

Esta película le costó a Charlie ganarse el odio de muchas personas, la película estuvo prohibida en la España de Franco hasta el día de su muerte y en Alemania también lo estuvo. Sin embargo Hitler vio la película y Charlie declaraba que le hubiese encantado saber que opinaba de ella. En Estados Unidos fue agredido por centenares de periodistas que pedían su expulsión del país. Ante todo esto Charlie continuaba con su carrera y para 1947 preparaba su película “Monsieur Verdoux” donde hacía una crítica al capitalismo y posteriormente grabaría una de las últimas cintas donde actuaría en un rol protagónico “Un rey en Nueva York” cinta donde reflejaría el exilio que tuvo que vivir y la persecución política.
Para fines de los 60s Charlie dirigiría “Una condesa de Hong Kong” una comedia protagonizada por Marlon Brando y Sophia Loren, película que no fue un éxito pero que igualmente dan muestra de la creatividad y versatilidad de los personajes creados por Chaplin.
Cuando Charlie cumplió sus 80 años, diversos historiadores le pidieron la reedición de sus películas para que las nuevas generaciones pudieran conocer su arte. Desde entonces Charlie recibió centenares de distinciones a lo largo y ancho del mundo. Siendo las más importantes el nombramiento de SIR por parte de la Reina de Inglaterra y el Oscar Honorifico a su carrera e influencia en el cine actual premio que esta vez recibió con emoción. Como compositor escribió más de 500 melodías y a pocos años de su muerte salió a la luz su última película “Una mujer de Paris”
Alcanzó a escribir sus memorias en vida. Sin embargo, su debilitado cuerpo no pudo con su edad falleciendo por causas naturales a los 88 años de edad en su residencia en Suiza. Su funeral fue íntimo pero no excepto de problemas ya que una vez sepultado su cuerpo fue robado por un grupo de polacos que pretendían chantajear a su familia, todo fracasó y Charlie fue nuevamente sepultado pero esta vez a 1,8 m de profundidad y con una placa de hormigón para evitar nuevos incidentes.
No hay duda que la influencia de Chaplin perdura hasta nuestros día y que su visión de un mundo mejor y el amor por su trabajo lo hacen uno de los personajes más recordado, admirado y querido de todos los tiempos – Gracias Chaplin.

Datos Curiosos:
- En 1933 destruyó ante un grupo de testigos los negativos de la película “Sea Gull” la cual nunca vio la luz presuntamente la pobre y mala actuación de la protagonista Edna Purviance

- Se casó 4 veces y en todas ellas sus esposas eran mucho más jóvenes que él (entre los 17 y 26 años) su última esposa tenía 17 cuando él tenía 54.
- Fue el primer actor en aparecer en la portada de la revista TIMES en 1925
- “Mi único enemigo, es el tiempo” Charlie Chaplin

3 comentarios:

Anónimo dijo...

!!!Qué bueno Charles Chaplin, es demasiado gracioso!!!

Anónimo dijo...

de super duper luper

Anónimo dijo...

¡Buena información de Charles Chaplin, me gustan mucho sus frases!