3 abr. 2011

AMY WINEHOUSE- una bohemia talentosa

Esta cantante y compositora de jazz y soul, nació el 14 de septiembre de 1983, en Camden, Londres. Amy creció en una familia judía, de clase media-baja aficionada al soul y al jazz, gracias a sus padres, Mitch y Janis. Con influencias musicales tales como Dinah Washinton, Ella Fitzgerald y Frank Sinatra; colecciones musicales que ella, por lo demás, disfrutaba muchísimo y de adolecente recibió influencias como  TLC, Salt-N-Pepa y algo de hip-hop. Ya desde la infancia Amy mostró ser una niña rebelde de un caráter muy fuerte con el que sus padres apenas podían lidiar, debido a que estaba constantemente demandando atención. Solo Cynthia, su abuela paterna, parecía poder lidiar con su temperamento. En 1993 sus padres se divorciaron y Amy se mudó a East Finchley, un suburbio de Londres, y se matriculó en la escuela de teatro Susi Earnshaw, pero ella tenía un sueño aún no cumplido: ser cantante. A los diez años formó un dúo de rap al estilo Salt-N-Pepa, llamado Sweet ‘n’ Sour. A los doce años entró a otra escuela de teatro llamada Silvia Young Theatre School, de la que fue expulsada por no dedicarse y por perforarse la nariz. 

A sus dieciséis, su amigo y cantante Tyler James hizo llegar una maqueta al mánager Nick Godwyn de Amy, ya una promesa para ese tiempo. Godwyn la invitó a una audición, donde supo inmediatamente que había talento en aquella niña tatuada y provocativa. Luego bajo la tutela de su nuevo manager, Winehouse fue contratada por la dicográfica Island/Universal donde grabó su primer disco llamado Frank, dedicado a Frank Sinatra, y donde se mezclaban el jazz, el pop, soul y el hip-hop. Frank recibió excelentes críticas además de recibir nominaciones a los premios Brit y Mercury y un Ivor Novello Award por su single en 2004, por su single Stronger than me. Con el dinero recaudado de las ventas de su nuevo disco, Amy compró una casa en Camden, su barrio preferido y donde tuvo un libre e ilimitado acceso al alcohol y a las drogas, frecuentando los bares y locales más peligrosos junto a su amigo y vocalista de “The Libertines”,  Pete Doherty. Es por esto que durante el periodo de la promoción de su álbum, Winehouse llamaba mucho la atención de la prensa por los escándalos de su “vida privada” y sus excesos. 
En 2006, lanzó su segundo disco Back to black, pero su aparición dio que hablar debido a su aspecto demacrado y sus seis tallas menos pero extrañamente, mientras pasaba por periodos de anorexia y bulimia, grandes cantidades de alcohol todos los días, Amy parecía florecer profesionalmente y encontrar en esos episodios una gran fuente de inspiración. A pesar de esto el éxito de su nuevo disco era innegable. El éxito de Back to black y sus letras un poco ácidas y desesperanzadas reflejaban su vida llena de exesos y autodestructivismo y significaban de alguna manera, ser una influencia negativa para los jóvenes que la escuchaban. Tampoco podía conseguir desligarse de los paparazzis, que intentaban en todo momento, fotografiarla en algún episodio “vergonzoso”. Un año haber sido exitoso se transformó para Amy en un viaje al abuso de las drogas y a la degradación, luego de la muerte de su abuela. Los años siguientes protagonizó terribles episodios como en 2007, cuando apareció totalmente borracha arriba del escenario de la Gay Party, donde vomitó después de la primera canción. Finalmente, en 2008, recibió muchos galardones y cinco de los seis premios a los que estaba nominada en los “Grammy Awards” pero a Amy no parecía interesarle lo que podría haber significado un buen año y se le seguía viendo borracha en los conciertos. Por ahora sólo  se puede asegurar que Winehouse se encuentra inmersa en la grabación de su tercer disco, buscando de seguro, inspiración para sus letras en su rebelde personalidad y extremas experiencias.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

ME ENCANTABA, MUY TRISTE EL VER COMO POCO A POCO IBA MURIENDO...ERA TAN HERMOSA Y TENIA UNA VOZ TAN ESPECTACULAR ÚNICA, DEJO UNA GRAN HUELLA...

Anónimo dijo...

hermosa voz, lastima que las malditas drogas pudieron mas que con su talento, a mi me encanta era mas bien es maravillosa

maxvaneps dijo...

Ella fue la ultima cantante de jazz de este siglo sera dificil su remplazo sobre todo por la expresividad que le daba a la voz

Alberto Gutierrez dijo...

No fue talentosa, fue una GENIO, hay una clara diferencia entre esas dos categorìas. Talentosa es Britney Spears si lo quieres, tiene presencia, y belleza y no cantaba mal en su època, pero GENIAL es Amy que compuso sus propias canciones , no sòlo era mùsica, sino poeta.