6 jul. 2011

JOEY RAMONE - El primer punk

Jeffrey Hyman, más conocido como Joey Ramone, fue el miembro fundador, vocalista y frontman de la banda de punk rock THE RAMONES. Su postura en el escenario, su inconfundible voz y su look desarreglado se han convertido en un icono de la contracultura y el rock.

Joey nació el 19 de mayo de 1951 Nueva York, en medio de una familia de clase media baja y de origen judío. Desde muy chico tuvo influencias por el lado del arte y la música, ya que su madre, Charlotte Lesher, desde los primeros años de vida del músico lo inspiró para que se desempeñe en lo que finalmente hizo. De hecho, fue ella quien le presentó a bandas como The Ronettes y The Beatles. Más adelante la perspectiva de Joey se abriría a bandas como The Who, The Doors o The Stooges.

Desde entonces ya soñaba con algún día convertirse en rockstar, aunque su apariencia no pudiera distar más de aquello: medía 1,98 m de altura y era excesivamente delgado, además sufría de una miopía severa que le obligaba a usar unas gruesas gafas y padecía un trastorno obsesivo-compulsivo, lo que lo llevaba a reetir algunas acciones varias veces. Más que rockstar, Joey Ramone tenía todos los requisitos para ser catalogado como “freak”.

Sus primeros roces con la música los tuvo cuando ingresó a tocar la batería en bandas de glam, hasta que conoció a sus amigos Tommas Erderly, Douglas Colvin y John Cummins, tres desempleados que pasaban el tiempo aspirando pegamento o cometiendo pequeños delitos, aunque fanáticos de la música, especialmente del Rock and roll y The Beatles.

Hasta que decidieron formar su propia banda. Para escoger el nombre usaron el apellido que el bajista de The Beatles, Paul McCartney, usaba en sus primeras giras por Hamburgo: Paul Ramone. Entonces ellos, fanáticos de McCartney y The Beatles, toma cada uno un seudónimo con el respectivo apellido Ramone y a la banda la nombran THE RAMONES. Así, Jeffrey pasó a ser Joey Ramone, John pasó a llamarse Johnny Ramone, Douglas se hizo llamar Dee Dee Ramone y Tommas Erderly, Tommy Ramone. Inicialmente Joey tocaba la batería, pero poco tiempo después pasó al puesto que lo inmortalizaría: la voz.

Los Ramones mezclaron bases del pop más primitivo con algo de surfer, lo aceleraron, le añadieron la ruidosa guitarra con distorsión y ya estaba. Tal es la mezcla que no queda más que decir que solo podía llamarse de una manera a ese sonido: Ramones.
Los atuendos de pandillero neoyorquino decadente iban acompañados de un sonido primitivo y de letras sencillas y directas que hablaban sobre vivencias y frustraciones de cualquier chico criado en los barrios obreros de New York.

Joey Ramone siempre destacó entre sus compañeros no solamente por su único timbre de voz, sino también por su postura en el escenario: permanecía estático en su lugar durante todo el recital, con una pierna adelante y otra atrás, con sus gafas rojas y el pelo en la cara.

La banda no enganchó de inmediato, ya que sus ropas y su música eran algo realmente chocante y novedoso. Pero sus canciones y su propuesta poco a poco fueron ganando adeptos, comenzaron a tocar regularmente en el CBGB de New York y en 1976 grabaron su primer disco homónimo, que incluye clásicos como Blitzkrieg bop, Judy is a punk y I wanna be your boyfriend.

En 1977 lanzan dos álbumes, el Leave home y el Rocket to Russia, ambos piezas fundamentales dentro de su discografía. A fines de aquel año invaden Inglaterra e influencia a una oleada de adolescentes que al ver a Los Ramones se deciden a armar sus propias bandas. Esos músicos fueron los de The Clash y Los Sex pistols, entre otros. Nacía así un movimiento que nunca se volvería a repetir: el PUNK se tomaba el mundo por asalto.

Luego vendría el primer cambio de formación, en 1978. El baterista Tommy Ramone abandona la banda para dedicarse a labores de productor y entra en su reemplazo Marky Ramone. Entonces graban Road to ruin con el clásico I wanna be sedated.

Posteriormente una eminencia, en cuanto a producción discográfica se refiere, se hará cargo de la banda: Phil Spector. Pero la relación con este legendario productor sería traumática, pues Spector, un perfeccionista que se emborracha, maldice y persigue cada detalle, los obligó a grabar y grabar las mismas canciones hasta el infinito, cosa que Los Ramones no solían hacer. El perfeccionismo de Spector llegó a tanto que incluso amenazó a Los Ramones con una pistola para que hicieran lo que él les pedía. Sin embargo, el resultado fue el disco End of the century, uno de los más exitosos comercialmente de la banda. Joey Ramone, vale decir, siempre buscó eso: el éxito comercial y la fama.

Por entonces Joey y Los Ramones debutan en el cine, interpretándose a sí mismos en la película Rock and roll High School, que trata acerca de las vivencias de una fanática del rock and roll, y sobre todo de Los Ramones, en una Escuela secundaria estricta y recatada.

Es entonces cuando se quiebran las relaciones entre Joey Ramone y el guitarrista Johnny Ramone. ¿Por qué? Porque Joey tenía una novia de la cual estaba muy enamorado, pero Johnny Ramone se interpuso entre ambos y le quitó a la chica. Desde entonces nunca más volvieron a ser amigos, ni siquiera a hablarse. Entonces Joey escribe la canción The K.K.K. took my baby away, donde cantaba que el K.K.K. le había robado a su chica. Vale decir que, a parte de mujeres, ni Joey ni Jonhy coincidían en sus gustos. Ambos reflejaban una marcada diferencia musical (Johnny era más heavy mientras que Joey más Pop) y política (Johnny era republicano y Joey demócrata).

Luego vinieron los años ochenta y al entrar en los noventa se produce un nuevo cambio en la formación. El bajista y compositor principal, Dee Dee Ramone, deja la banda y entra en su reemplazo el joven C.J. Ramone.

Por entonces ocurre un percance que aleja a Joey de los escenarios por unos meses debido a una rotura de ligamentos y fractura de cadera. Durante su convalecencia, Joey se mantiene abstemio y alejado de las drogas, costumbre que adoptaría para el resto de su vida.

En 1995 el grupo decide que llegó el final y editan Adiós Amigos: quizas un modo de agradecer la acalorada recepción que tuvieron en Argentina en cada una de sus tres incursiones. Adiós Amigos se presenta con una gira mundial y un año más tarde, en 1996, la banda THE RAMONES dejaba de existir.

Joey muere el 15 de abril de 2001 a causa de un cáncer linfático. Dee Dee se encuentra con él en el 2002 y Johnny en el 2004. Los Ramones partían rápido y sin descanso: igual que sobre el escenario donde su trabajo quedará por siempre resonando.

Cientos de homenajes se realizaron en el mundo entero y THE RAMONES por fin comenzaría a gozar del agradecimiento que mientras sus miembros vivían nunca tuvo. Se lanzó un disco compilatorio con varios artistas versionando sus temas, donde participaron bandas como Kiss, Red hot Chili Pepper’s, Green day y Metallica, entre muchas otras.

En 2002 se editó su disco solista póstumo “Don’t Worry About Me”, con una destacable versión del tema de Louis Armstrong, What a Wonderful World a su estilo punk.

Otro de los sueños de Joey era poner a los Ramones en el Hall of Fame del rock, cuando esto sucedió, año 2002, Joey ya había muerto. Nunca vio su sueño cumplido.

El 30 de noviembre de 2003, se le puso el nombre de Joey Ramone Place a una calle de la Ciudad de Nueva York. Está en la misma manzana donde los Ramones comenzaron, en el famoso club CBGB. Su cumpleaños se celebra en muchos clubes de rock, siendo invitados en Nueva York su madre y su hermano.