10 ago. 2011

ALVARO HENRIQUEZ - el multifacético líder de Los Tres


Alvaro Henríquez Petinelli es el vocalista, guitarrista, compositor principal y líder de la banda de rock Los Tres, una de las más importantes e influyentes de las últimas décadas en Chile. También se ha desarrollado en otras facetas como músico de teatro, compositor de bandas sonoras y canciones para comerciales, productor musical, además de haber alcanzado el éxito como líder de la banda Pettinellis y también como solista.

Alvaro nació en Concepción, Chile, el 18 de Octubre de 1969. Es el segundo de tres hermanos y el primer varón de la familia Henriquez-Pettinelli.

La vocación de Álvaro Henríquez estaba clara desde la adolescencia. Álvaro estudió en el colegio Charles de Gaulle en Concepción y fue precisamente mientras estudiaba los últimos años de educación (1982) que, junto a sus compañeros de colegio, Roberto “Titae” Lindl y Pancho Molina, forma una banda de Rock donde tocaban covers de Chuck Berry, Gene Vincent, Los Beatles, Rolling Stones, Stray Cats y Elvis Presley. La banda se llamaba los DICK STONES. Álvaro cantaba la mayoría de los temas.

Desde aquellos años, Henriquez ya destacaba por su enorme talento y además por su actitud de “rockstar”, tachada muchas veces de altanería. Y es que, a pesar de ser un músico sin mayor preparación, ya daba autógrafos con la certeza de que tendrían gran valor en el futuro y al cual le agradaba que sus amigos le llamaran "Lennon" (como su máximo ídolo, John Lennon), apodo que aún conserva entre sus amistades más antiguas.

Después de terminada la educación media, Álvaro ingresa a la Universidad de Concepción para estudiar licenciatura en Música, en 1987.

Otra de sus bandas juveniles fue Los Ilegales, en la cual también figuraban Robero Titae Lindl y el guitarrista Jorge Yogui Alvarado; este último, el futuro líder de Emociones Clandestinas, grupo que llegaría a ser conocido principalmente por su éxito “un nuevo baile” y en el cual Henríquez llegó a participar muy brevemente como guitarrista.

Álvaro emigra a Santiago con 17 años, casi sin dinero, dejando todo atrás, pero con la idea clara de triunfar en la música en la capital. Es así como en 1988 participa como compositor y ejecutante de diversos montajes teatrales (entre ellos La Negra Ester, trabajo que le permitió fundar la banda de música huachaca La Regia Orquesta, junto con Cuti Aste y Jorge Lobos), que le permitieron viajar por distintos países. Es aquí donde traba amistad Roberto Parra con quién se acerca a la música popular, su poesía y la cueca.

En 1991 Henríquez da un gran paso adelante debutando discográficamente junto a su banda Los Tres, formada por Titae Lindl en bajo, Pancho Molina en batería y Ángel Parra, santiaguino, nieto de violeta Parra, en guitarra principal. Su disco debut, homónimo, sale a la luz bajo el sello Alerce y resulta ser un tremendo éxito, mezclando el blues, el rockabilly, los boleros y hasta el reggae. Este álbum se convirtió en un disco de culto dentro de su discografía y del rock chileno, con clásicos como somos tontos no pesados, amor violento y he barrido el sol. Hace pocas semanas este álbum cumplió veinte años y Los Tres lo celebraron con un soberbio concierto en el Teatro Caupolicán repleto

En 1993 pasan a una multinacional y lanzan el exitoso comercialmente Se remata el siglo. Pero el éxito total lo conseguirían con su tercer disco La Espada & la Pared, en 1995. Este trabajo incluye canciones como Déjate caer, La espada y la pared, Hojas de té, Tírate y Tu cariño se me va.

Con La espada y la pared Los tres alcanzan el éxito internacional y graban un impresionante unplugged para la cadena MTV y se presentan por primera vez en el Festival de Viña del Mar.

En 1996 Henríquez se inicia como productor musical, siendo su primer trabajo la producción del disco ¿Quién Mató a Gaete? de Mauricio Redolés. Posteriormente compondría y produciría el álbum debut de Javiera y Los Imposibles, Corte en Trámite, del mismo año.

En 1997 Los Tres lanzan el genial disco titulado Fome y en 1999 su último trabajo pre-receso, llamado La Sangre en el Cuerpo. En 2000, la banda decidió separarse, realizando varios conciertos de despedida. Uno de ellos fue registrado en el disco Freno de Mano.

Desde la disolución de Los Tres Henríquez comienza a involucrarse más en labores de producción y composición de música para el cine, trabajando por ejemplo en el segundo disco de Los Bunkers (Canción de lejos, 2000), un disco de cuecas de Ángel Parra (padre) (Brindis y cuecas caballas, 2000), en el 2005, Lejos, el segundo disco solista de Joselo Rangel (Café Tacuba) y el álbum con el que José Alfredo Pollo Fuentes celebró cuarenta años de carrera (para el cual, Henríquez también compuso varias canciones).

En cine, sus créditos se reparten en proyectos de diverso alcance, desde la cinta independiente Moizéfala, la desdichada (cuya banda sonora se publicó en un disco de 1993) hasta las populares El desquite (que trabajó junto a Carlos Cabezas) y Sexo con amor.

Pero Henríquez necesita estar sobre los escenarios y forma una nueva banda: Los Pettinellis. Junto a ellos lanza un disco homónimo de tremendo éxito, con singles como Hospital, Un Hombre Muerto en el Ring y Ch ba puta la weá, que lo llevó a presentarse por segunda vez en el Festival de Viña del Mar.


El grupo Pettinellis ocupó a Álvaro Henríquez entre el otoño del 2001 y el verano del 2004, cuando la banda se separa. El éxito del único disco de la banda es innegable, pero a Henríquez nunca lo absorbió lo suficiente como para dejar de interesarlo en trabajos paralelos. Uno de ellos es Revolcón, un grupo sin pretensiones comerciales que fundó junto a dos integrantes de Surfin' Caramba, y que presentó algunas veces en vivo un repertorio principalmente basado en covers rockabilly de los Stray Cats y clásicos como Eddie Cochranne.

El año 2003 Henríquez es presentado como guitarrista de Los Prisioneros, la banda fundamental en el rock de Chile, en reemplazo de Claudio Narea. El músico había forjado para entonces una amistad de varios años con Jorge González, líder de Los Prisioneros. Pese a todo, la estadía de Henríquez en la banda es efímera, grabando solo un álbum en los estudios de la Radio Rock and Pop.

Álvaro Henríquez lanza en 2004 su primer, y único a la fecha, disco solista, en que mezcla de raíz chilena, próceres musicales estadounidenses (Johnny Cash y Brian Wilson eran dos nombres significativos para él a esas alturas), nostalgia en la autorreferencia, y acidez en su observación social.

En marzo del 2006 se anunció que la banda Los Tres se reunía como tal y que viajaría a Nueva York para grabar el sexto álbum de su carrera. En julio del mismo año lanzan un nuevo disco: “Hagalo Ud. Mismo”, que fue elegido el mejor disco latino del 2006 por el periódico Daily News (USA) y que lo lleva nuevamente al Festival de Viña. En 2010 lanzan su último álbum a la fecha, el disco Coliumo.

En cuanto a su vida personal, Henríquez tuvo una larga y tormentosa relación amorosa con la cantante Javiera Parra; estuvo casado durante un corto período con la cantante mexicana Julieta Venegas y tiene una hija llamada Olivia Henríquez Loyola, producto de su relación con la actriz Mariana Loyola. Su última conquista es la actriz y comediante Nathalie Nicloux ex-integrante del programa El Club de la Comedia.


No hay comentarios: