10 ene. 2012

STANLEY KUBRICK- El maestro del cine

Uno de los máximos y más respetados e influyentes realizadores de la historia del cine: ése es Stanley Kubrick. Perfeccionista, obsesivo, detallista, huraño, Kubrick llevó el séptimo arte a extremos nunca antes imaginados y su influencia crece cada vez más, incluso después de su muerte. Varias de sus películas son verdaderos clásicos, como La naranja mecánica, El resplandor, Lolita y 2001: Odisea del espacio.
Kubrick nació en un barrio del Bronx de Nueva York, en el seno de una familia de clase media-alta de origen judío. Los intereses principales del pequeño Stanley eran el cine, la lectura, el ajedrez, deporte del que era un experto jugador, y la fotografía. No era un buen estudiante, no por falta de inteligencia, sino por simple falta de interés.
Su afición a la fotografía le permitió, en primer lugar, trabajar para la revista Look, donde hizo reportajes fotográficos a importantes estrellas del momento, y donde se labró una reputación profesional. Poco a poco nació en él la idea de abandonar su trabajo en Look y dedicarse a la realización de películas. Sin embargo, su época como fotógrafo le ayudó mucho a su posterior carrera cinematográfica.
Las pequeñas ganancias de Fear and Desire le permitieron filmar su siguiente largomentraje, El beso del asesino (Killer's Kiss) en 1955, cuyo presupuesto ascendió a 40,000 dólares. La película contó con pocos medios, pero el trabajo de Kubrick con la fotografía en blanco y negro llamó la atención de James B. Harris, un productor de la NBC, quien ofrece a Kubrick formar una productora que filmaría la siguiente película del incipiente Stanley, quien acepta encantado.
En 1955 Kubrick se casó con la directora artística y bailarina austríaca Ruth Sobotka (actriz que aparecía en “El beso del asesino”). Ella misma se ocuparía de la dirección artística de “Atraco Perfecto” (The killing) de 1956, la primera gran obra de su esposo, producida por Kubrick y Harris. La película contó con un presupuesto de 320,000 dólares y un reparto de importantes actores de Hollywood, encabezados por Sterling Hayden.
Atraco Perfecto atrajo las miradas de algunos personajes de Hollywood como la superestrella Kirk Douglas, que firmó con Harris-Kubrick un contrato para cinco películas. La primera de ellas sería Senderos de gloria (Paths of Glory) de 1957. La película, de marcado tono anti belicista, sería la primera película de Kubrick que generaría controversia. La cinta, que hoy es considerada un clásico, contó con la actuación del mismo Douglas y Susanne Christian, actriz que se convertiría en su tercera y última mujer.
En 1960, el mismo Kirk Douglas propone a Kubrick dirigir la película Espartaco, ya que había despedido a Mann, su director original. Kubrick aceptó, sabiendo que una película de tan alto presupuesto podía suponer un empujón a su carrera como director. Efectivamente, la película fue un éxito comercial y ganó tres premios Oscar; sin embargo, para Kubrick no fue una buena experiencia, debido a que su afán de control artístico total de sus obras chocó con el mismo afán de Kirk Douglas.


Kubrick y Harris lograron rescindir el contrato que les unía con Douglas por otras tres películas y se animaron a hacer Lolita (1962), basada en la polémica novela de Vladimir Nabokov, quien además de vender los derechos de la novela, escribió el guión de la película. La película estuvo envuelta en escándalo por adaptar una historia tan controvertida para los estándares de la época, ya que narra la historia de la seducción de una menor de edad por parte de un hombre maduro. La censura atacó y Kubrick tuvo que “blanquear” bastante la película antes de estrenarla, tanto así que declaró que si hubiera sabido que tendría que editar tanto mejor no hubiese hecho el film. De hecho, por los mismos temas de censura, el rodaje se realizó en Inglaterra, país donde Kubrick se estableció definitivamente. Pese a todo, la película tuvo buenas críticas, Kubrick obtuvo una nominación a los Globos de oro como mejor director, las ganancias anduvieron bien y Kubrick se consolidó como un artista respetado y admirado.
Tras el éxito de Lolita, se permitió afrontar proyectos más arriesgados. Se separó de su socio y amigo Harris para producir su nueva película en solitario. Así que, en medio de la guerra fría y de la crisis de los misiles cubanos, Kubrick rodó Dr. Insólito o: cómo aprendí a dejar de preocuparme y a amar la bomba (Dr. Strangelove or how I learned to stop worrying and love the bomb), en 1964, también conocida como "Dr. Insólito" y ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú. Aunque en un principio pretendía abordar de manera directa la guerra fría y la posibilidad de un conflicto atómico, a medida que se iba documentando encontraba aspectos cada vez más hilarantes, de forma que decidió realizar una comedia de humor negro. El actor británico Peter Sellers, sería el encargado de dar vida a tres personajes de la cinta, que está llena de gags y alusiones sexuales. La cinta es considerada una de las mejores obras de Kubrick.
Cuatro años después, Stanley Kubrick retornó a la pantalla con uno de sus proyectos más ambiciosos: 20001: Una odisea del espacio, en 1968, una película co-escrita por el director y el escritor Arthur C. Clarke, quien lanzó la novela del mismo nombre una vez terminada la película. Leer el libro sirve para aclarar muchas de las interrogantes que quedan al ver el film. La película rompió todos los moldes de la ciencia ficción hasta entonces. Kubrick, obesesivo y detallista, se hizo asesorar por la NASA y estuvo durante años estudiando cada detalle para que los efectos de la película fueran perfectos.
“2001” sería premiada con varias nominaciones a los Oscar. Kubrick ganaría el premio a los mejores efectos especiales y sería nominado como mejor director y mejor guión original junto a Clarke. Sin embargo, la crítica menos relacionada al mundo del cine se comportó fría, debido a lo críptico del mensaje de la película, sobre todo el final. Hoy en día, es considerada una obra fundamental dentro de la historia del cine de ciencia ficción y una de las películas más arriesgadas y vanguardistas en la historia del séptimo arte.
La siguiente obra de Kubrick es, quizás, la más polémica de su carrera: La Naranja mecánica, película basada en la novela de Anthony Burgess. La película trata de Alex, un joven adicto a la violencia, y su grupo de amigos (o drugos) mientras se divierten por las calles robando, golpeando, peleando, violando. Estrenada en Estados Unidos en 1971 y en Inglaterra en 1972, la película despertó una controversia nunca antes vista en el Reino Unido para un filme, en torno al contenido de la misma y sus repercusiones en los espectadores, dividiendo a los críticos, generando debates públicos en la prensa escrita, la televisión y la radio. A todo esto se sumó el hecho que delitos cometidos, incluso un asesinato, en aquella época por jóvenes que aparentemente replicaban escenas de la película o en algún caso vestían trajes similares a los protagonistas. Esto aumentó la presión en el debate y llevó a Kubrick, quién según diversas fuentes estaba sumamente preocupado, a presionar a Warner Bros., su nueva distribuidora, a cancelar cualquier exhibición pública de la película en cualquier sala de Inglaterra. En este país sólo pudieron ver la cinta el año 2000, tras la muerte de Kubrick.

Pese a la polémica, la película fue un éxito de taquilla en el resto del mundo: de 2 millones de dólares de inversión, llegó a los 40 millones de ganancia, además obtuvo 7 Premios BAFTA incluyendo mejor película, 2 Globos de oro, 4 nominaciones a los Premios Óscar, en otros reconocimientos.
Quizá el logro más importante que obtuvo Kubrick con esta cinta fue asegurar formalmente por parte de Warner Bros., a través de un lucrativo contrato, el control total sobre sus cintas, a nivel técnico y sobre todo artístico, incluso de distribución. Sólo un genio como Kubrick podía lograr esto.
Las siguientes películas de Kubrick también se conviertieron en clásicos inmediatos, como la película de época Barry Lyndon, la cinta de terror basada en una novela de Stephen King llamada El Resplandor y la cinta bélica Full metal Jacket. Todas rebosan de una hermosa fotografía, excelentes decorados, planos innovadores y sobre todo, están llenas de personajes antiheroicos en pugna consigo mismos y la sociedad en la que les tocó vivir.

Tras la filmación de Full metal Jacket, Jubrick entraría en un período de largo silencio creativo, donde además de no publicar ninguna película, literalmente desapareció del mapa, sin siquiera dar entrevistas, lo cual incrementó su fama de genio loco, huraño y obsesivo.
Finalmente Kubrick realizó Eyes Wide Shut (Ojos bien cerrados, de 1999), basada en la novela  de Arthur Schnitzler. La historia original está situada en la Viena del siglo XIX pero la película se ubica en la Nueva York de finales de siglo XX, narrando la vida una pareja de neoyorquinos de clase alta que viven aparentemente una feliz vida en común, pero que los sueños y fantasías sexuales de ambos empiezan a desestabilizar la relación. Así, después de casi 12 años, Kubrick volvía con una película, generando una fuerte expectación en el público, aunque el film fue recibido con cierta tibieza por parte de un sector de la crítica en un inicio, y con entusiasmo por otros sectores, especialmente la crítica francesa que incluso le dio el premio a la mejor película extranjera en el año.
Días más tarde de acabar de montar la película, a los 70 años, Stanley Kubrick moría en la cama de su residencia de Hertfordshire, al sureste de Inglaterra, de un ataque al corazón. Su muerte congregó gran interés por parte de la prensa mundial debido a la enorme fama y reputación tanto profesional como el mito personal que ganó durante sus años de vida.
La influencia de Kubrick en el cine contemporáneo es enorme y difícil de definir en su real dimensión. No sólo por la gran cantidad de libros y documentales dedicados a su persona, sino también por los logros fílmicos que alcanzó en vida y el aporte que realizó al status quo de rol del director dentro la industria cinematográfica. Control artístico total, minuciosidad, detallismo, perfeccionismo, excentricidad, genio: Stanley Kubrick.


CURIOSIDADES:


- Kubrick era un magnífico jugador de ajedrez, tanto que fue su medio de supervivencia en epriodos de dificultades económicas.


-Existe la teoría de que la NASA le habría pedido  a Kubrick filmar la llegada del hombre a la luna, o mejor dicho, crear la farsa del hombre llegando a la luna. Es más, se han descubierto varias fallas en las imágenes del histórico alunizaje y se han descubierto similitudes con las técnicas de filmación de Kubrick, aunque nunca nada se ha podido comprobar.

No hay comentarios: