21 sept. 2010

CLINT EASTWOOD - El más duro del Oeste


Hay personas que hacen crecer sus profesiones y hacen que nuestro paso por el mundo sea algo más agradable. Clint Eastwood es una de esas personas. Un tremendo actor, productor, guionista y director de cine que ha hecho del séptimo arte su vida y su pasión. Clint es un icono, un sobreviviente, un genio que hoy recordamos aquí en Biografías Pop.


Sus padres fueron Clinton Eastwood Sr. y Margaret Ruth (Runner) Eastwood. Nació en San Francisco en 1930 y se crió en Oakland, después de ir de una ciudad a otra con su padre en busca de trabajo durante la Gran Depresión. Éstos no podían permitirse pagarle estudios superiores, por lo que, tras acabar los estudios primarios, tuvo que empezar a trabajar en diversas labores como leñador, albañil, pianista, bombero forestal, limpiapiscinas, obrero del metal y muchos otros más que ejerció para ganarse la vida.


Desde siempre supo que lo suyo era la actuación y trabajando por aquí y por allá logró costearse estudios de actuación en la Universidad de Los Ángeles. Después de pasar cuatro años en el ejército, a partir de 1954 trató de hacerse un lugar en Hollywood como actor secundario interviniendo en films como La venganza del monstruo de la laguna negra y Zafarrancho de combate. Sin embargo su gran oportunidad la conseguiría en la serie de televisión Rawhide, en la que interpretó al cowboy Rowdy Yates durante seis temporadas.  


Su gran salto a la fama fue en 1964, cuando el director Sergio Leone se fija en Clint y lo recluta para protagonizar Por un puñado de dólares. Anecdóticamente, Eastwood tuvo que aportar su propio vestuario, comprando el poncho que sería famoso en las siguientes películas de Sergio Leone.


El éxito es tal que Leone trabaja con Eastwood para sus dos siguientes películas: La muerte tenía un precio (1965), y El bueno, el feo y el malo (1966), consideradas obras canónicas del spaghetti western (producciones de bajo presupuesto basadas en el western americano realizadas en Europa, especialmente en Italia).



Con los spaghetti westerns Clint Eastwood se embolsó la cifra de 270.000 dólares además de alcanzar la fama mundial. Eastwood estampa en estos films su clásica figura de duro y sin piedad. Su imagen se hizo popular en extremo, de tal modo que muchos imitaban su forma de ser y solicitaban su autógrafo en todo lugar al que fuere. 
De regreso a los Estados Unidos, Eastwood invirtió su dinero y en 1968 creó su propia productora, The Malpaso Company (más tarde Malpaso Productions), con la que ha realizado todas sus películas desde entonces.


Eastwood acrecentó su prestigio a través del personaje de Harry Callahan, un policía con maneras muy particulares, duro, violento, autosuficiente y no desprovisto de cinismo. El título de esta película fue Harry el Sucio (1971), filme que le dio el espaldarazo definitivo.


En 1971 decide dirigir su primera película, The Beguiled: The Story Teller, un documental sobre el rodaje del filme El seductor, de Don Siegel, en el cual interpretaba el papel principal. Como director, Clint Eastwood se ganó poco a poco el respeto de la crítica por su clásico enfoque de la realización y por su capacidad para manejar la acción con fluidez, sin restar por ello profundidad psicológica a los personajes ni fuerza dramática y humana a los conflictos planteados. En ocasiones sumó a su labor de director la de intérprete de sus propios filmes, sin que una actividad ahogase a la otra.


En 1986 entra en la vida política como alcalde, por el Partido Republicano, de Carmel, la ciudad donde reside habitualmente, y un año después abandona el cargo por falta de tiempo para realizar sus películas, su verdadera pasión.


A partir de ese momento dirige una serie de películas que le convertirán en uno de los directores más destacados de los años 90. Tras Bird (basada en la vida del saxofonista Charlie Parker)  dirige la que algunos consideran su mejor película, Los imperdonables (Unforgiven), que a la larga se convierte en clásico de los western, y fue galardonada con un Globo de Oro al mejor director y cuatro Oscar, entre ellos el de mejor película y mejor director, siendo también candidato a mejor actor.



En 1995 filma Los puentes de Madison, donde su calidad interpretativa se reafirma compartiendo cartel con Meryl Streep en uno de los clásicos del cine romántico.


Río Místico (Mystic River), película que dirige en 2003, significa la vuelta de Eastwood al drama. Con esta película consigue seis candidaturas a los Oscar, entre ellas mejor película y mejor director, ganando dos premios (al mejor actor de Sean Penn y al mejor actor de reparto). En 2004 dirige y protagoniza, junto a Morgan Freeman, Million Dollar Baby, una excelente película de corte dramático que reedita el éxito cosechado con Sin perdón, y que le hace ganar su segundo premio Óscar como mejor director, además de conseguir el premio a la mejor película.


Además de sus facetas como actor, director y realizador, compone música de jazz y posee varias empresas deportivas y hosteleras, entre ellas un complejo turístico de lujo en la localidad de Monterey Country. 


CURIOSIDADES:


-Mujeriego por excelencia, Eastwood cuenta con una lista enorme de amantes, además de tener siete hijos de cinco mujeres distintas (se ha casado dos veces).
-Su actor favorito es Humphrey Bogart (Casablanca, El halcón Maltés)
-Grabó personalmente(sin usar dobles) todas las escenas de riesgo en Harry el sucio.
-Mide 1'92 mts.
-Fue profesor de natación en el ejército.
-La banda Gorillaz saltó a la fama mundial gracias a su canción llamada Clint Eastwood:  ver video aquí
-En la película Volver al futuro III el protagonista viaja al pasado (al viejo Oeste) y se hace llamar "Clint Eastwood" para proteger su identidad.



No hay comentarios: