1 ago. 2011

JERRY LEE LEWIS- El asesino del Rock and Roll



Si tienes una imagen del rockstar rebelde, seguramente Jerry Lee Lewis cumple todos los requisitos para amoldarse a ella. Apodado El asesino (the Killer), Lewis es un tipo duro, buscapleitos, mujeriego, dado a los vicios y las fiestas, terco, pero extraordinariamente talentoso.

Nuestro protagonista de hoy nació en Louisiana, Estados Unidos, en 1935, en el seno de una familia muy pobre. Cuando aun es muy pequeño, su hermano mayor, Elmo Jr., muere atropellado por un camión, por lo que va a crecer como hijo único hasta que, años más tarde, sus padres tienen dos hijas más.

Los padres de Jerry eran muy aficionados a la música y esa pasión la transmitieron a sus hijos. El padre de Jerry, un granjero salvaje y pendenciero, tocaba el piano y la guitarra y llegó a firmar con la Sun en los cincuenta. Su madre hizo los coros a Jerry en un tema Gospel.

Poco a poco, la música se va convirtiendo en el principal interés de Jerry. Tocó su primera melodía al piano cuando tenía ocho años y sin aprendizaje previo. Un día que la familia del cantante había ido a visitar a una tía, el pequeño Jerry se subió al banco del piano y, tras teclear unos minutos al azar, acabó tocando la melodía de Silent night. Los Lewis se quedaron con la boca abierta e hipotecaron la casa familiar para comprarle un piano Stax, que todavía conserva.

A partir de los trece años, Jerry empieza a frecuentar los locales de los negros de Ferriday acompañado de su primo Mickey Gilley y de su amigo Jimmy Lee Swaggart. Se hicieron asiduos de un club llamado Haney's Big House, donde verían tocar a algunos de los grandes del Blues de los `40-'50. Por aquel entonces, Jerry Lee estudiaba piano con un profesor y estaba obstinado en interpretar a los clásicos a ritmo de Boogie-Woogie. A los 13 ya tenía el dominio del piano que sigue poseyendo ahora.


Lewis realiza su primera actuación pública en 1949 acompañado por una banda local de Country, interpretando un Blues famoso aquellos días: Drinkin' wine, spoo-dee-o-dee. Al acabar el tema se pasó el sombrero para el artista, recogiendo 14 dólares. Se dice que Lewis, al ver tanta pasta, decidió dedicarse a la música. A los 15 años ya toca regularmente en una serie de locales y tiene un show radiofónico de 20 minutos en la emisora WNAT. Hizo poco dinero con esas actuaciones hasta que consiguió su primer trabajo fijo en el Hilltop Club.

El 21 de febrero de 1952 contrae el primero de sus múltiples matrimonios con Dorothy Barton, de 17 años. Esta aventura fue un fracaso y a los pocos meses Jerry ya estaba flirteando con otras mujeres. Lewis dedicaba su tiempo a la música y a la juerga, pero también seguía estudiando y, tras graduarse en el instituto, su madre, preocupada por él, lo matricula en un centro religioso: el Waxahachie Bible College. Casi inmediatamente expulsan a Lewis del colegio.

Jerry siguió poniendo los cuernos a su joven esposa hasta que dejó embarazada a una tal Jane Mitcham, que fue con la historia a su padre y Lewis tuvo que casarse a punta de pistola. Esto ponía fin a su primer matrimonio y comenzaba una nueva aventura. El 2 de noviembre de 1954 nace Jerry Lee Lewis Jr.


En 1956, después de leer un artículo sobre Elvis Presley en una revista, viaja a Memphis para probar suerte grabando en su misma compañía discográfica, Sun Records. Tras mucha insistencia, consigue que Marion Keisker, la secretaria de la Sun, le arregle una audición. Jerry aprueba, pero le sugieren que deje el Country y aprenda algo de Rock & Roll, que es lo que la Sun quiere en ese momento.

El 1 de diciembre de 1956 aparece el primer single de Jerry Lee Lewis. El disco tiene un relativo éxito, pero lo que necesita Lewis para dar el bombazo es una buena canción. Tras su primera gira como miembro de la escudería de la Sun Records, en abril de 1957 aparece su segundo single, con It'll be me, compuesta por Jack Clement, en la cara A, y Whole lotta shakin' goin´ on, en la cara B, que pronto alcanzaría un gran éxito (se venderían más de un millón de copias). Tras el éxito de esta canción, la Sun Records decide promocionarlo a escala nacional.

Por su alto contenido sexual, excesivo para la sociedad de la época, y Whole lotta shakin' goin´ on fue censurada en muchos programas de radio y televisión. Después de no ser admitida en The Ed Sullivan Show, calificada de inmoral, la presenta en The Steve Allen show, gracias al cual alcanza el número uno en las listas de country y R&B y el tercer puesto en las de pop, llegando a vender seis millones de copias en todo el mundo.

Luego viene el éxito total con su canción más emblemática: Great balls of fire, canción que lo lleva a lo más alto en todas las listas de los Estados Unidos. En 1957, Lewis ya es cabeza de cartel en las giras y la prensa le señala como un serio competidor de Elvis por el trono del Rock'n'Roll. Las presentaciones en vivo de Jerry Lee Lewis son salvajes: toca el piano de una manera alucinante, y lo hace con las manos, con los pies, con el trasero y subido encima de él. Es en esta época cuando consigue su apodo de The Killer (el asesino).

La anécdota más conocida del Killer, que demuestra su temperamento, ocurrió en una ocasión en la que tuvo que tocar de telonero de Chuck Berry en un show organizado por Alan Freed. A Jerry Lee no le hacía gracia ser telonero de nadie, así que dio un show memorable, salvaje, que volvió loca a la audiencia, sobre todo cuando en el último tema roció el piano con gasolina, le prendió fuego y terminó su show tocando con el piano en llamas. Mientras el público deliraba Jerry lanza: "Me gustaría ver si alguien supera esto".



Durante las giras, Jerry iba acompañado por su familia, dada la duración de éstas. Pronto los otros músicos de su banda hacen lo mismo. Esto va a provocar la atracción mutua entre Jerry Lee y Myra, la hija de su primo y bajista J.W. Brown. Jerry acaba divorciándose de su segunda esposa y casándose con Myra en diciembre, pero se decide mantenerlo en secreto por cuestión de imagen.

El éxito de The Killer lo lleva incluso al cine, donde rueda algunas películas, como High school confidential (título también de otro de sus éxitos), y otras.

En mayo de 1958 se va de gira a Inglaterra, gira que no empieza bien porque algún periodista descubrió el matrimonio oculto y tildó a Jerry de pervertido sexual. La sociedad inglesa no encontraba ninguna justificación a que un tío de 23 años se casase con su prima de 13. Jerry, en plan no-tengo-nada-de-que-arrepentirme, saca a su esposa a escena al final de los conciertos y también manda unas fotos a la prensa en las que aparece comiendo guisantes que Myra le introduce en la boca con una cuchara. Tras sólo tres actuaciones y ante el boicot del público inglés, la gira es cancelada y Jerry Lee y compañía vuelven a casa.

Cuando la noticia llega a EE.UU., trunca la carrera de Jerry Lee Lewis. Sus discos dejan de sonar en la radio y ningún promotor le contrata. Jerry Lee Lewis, sencillamente, no existe. En un año, Jerry ya está tocando en clubes de tercera, y aunque seguía grabando para la Sun, sus discos ya no sonaban. Para colmo, la mala racha sigue: se vuelve a divorciar, el hijo que había tenido con Myra muere ahogado en la piscina de su casa y le embargan un coche y algunas joyas por evasión de impuestos.

Pero Jerry Lee Lewis es Jerry Lee Lewis, y en los sesenta, olvidado el pifostio de su matrimonio, vuelve a tener éxito y realiza varias giras por el Reino Unido. Con el tiempo, va inclinándose por el Country, pero sin dejar nunca de lado el Rock & Roll. Entre 1968 y 1973 consigue más de una docena de éxitos.

En 1977, ficha por Elektra, donde graba una serie de LP's, sigue haciendo giras por EE.UU., Francia e Inglaterra (donde es aclamado con mayor entusiasmo que en su país) como una superestrella más, sin perder nada de su energia y espontaneidad en sus presentaciones en vivo. Pero mientras todo esto ocurría, su vida privada seguía llena de borracheras, broncas, juicios, divorcios y tragedias. En 1973 muere en un accidente de coche su hijo Jerry Lee Jr. Su mujer Jaren Pate le pide el divorcio en diciembre de ese mismo año. Después de tantos años de juerga y alcohol, en 1981 ingresa en un hospital con una úlcera sangrante. Pero The Killer se salva.


En 1983 se casa con Shawn Michelle Stevens, que muere dos meses después de sobredosis. Jerry Lee Lewis, también adicto a las drogas, se interna voluntariamente en la clínica de desintoxicación Betty Ford. Durante los años 80 volvió a tener problemas de salud y es internado en varias ocasiones. También tiene problemas con los impuestos y llega a deber unos 3 millones de dólares.

En 1984 se casa por sexta vez en Memphis con Kerrie McCarver, de 22 años.

En 1986 entra a formar parte del Salón de la Fama del Rock y posteriormente del Salón de la Fama del Rockabilly

En 1989 se filma la famosa película sobre la vida de Jerry Lee Lewis, protagonizada por Dennis Quaid y titulada Great balls of fire.

Hoy en día, Jerry Lee Lewis, su mujer y su hijo viven en el rancho Lewis, en Nesbit (Mississippi). El asesino ha seguido tocando y grabando hasta la actualidad. Un hueso duro de roer, un sobreviviente, junto a Chuck Berry es el único vivo de la primera camada de estrellas del rockanroll. La mala yerba nunca muere, dicen, y con Jerry Lee Lewis este dicho parece tener plena vigencia.

No hay comentarios: