5 dic. 2011

BORIS KARLOFF - Un Monstruo del Cine

Para hacer una película de terror y que esta llegue a ser considerada una película de culto se necesitan una serie de elementos, en primer lugar una buena historia y una buena dirección y si alguno de esos elementos fallan, un buen actor o actriz puede hacer la diferencia. En esta oportunidad dedicaremos esta biografía pop a un personaje que junto con Bela Lugosi y Vincent Price es reconocido como uno de los íconos clásicos del cine de terror, nos referimos al maestro Boris Karloff.

William Henry Pratt, mejor conocido como Boris Karloff, nació en Londres Inglaterra un 23 de noviembre de 1887. Sus padres murieron cuando él era tan solo un niño, por lo que su crianza la llevaron acabo sus hermanos mayores y su hermanastra. Siempre sintió una gran pasión por las tablas por lo que a la hora de decidir su futuro eligió la actuación por sobre una carrera política que sus familiares le ofrecían.

Después de estudiar en la Universidad de Londres viaja a Canadá donde conoce a una compañía de teatro itinerante, se une a ella y se embarca en una gira por Ontario y posteriormente por todo Estados Unidos. Las obras de un bajo presupuesto y para mantenerse a menudo tenía que hacer otros trabajos y actuar en pequeños filmes o buscar otros trabajos, como el de camionero, así llegó a Los Angeles, California donde se presentó al casting para la adaptación de la obra maestra de la escritora Mary Shelley – FRANKESTEIN (1931)

Papel que marcó su carrera de tal manera que lo llevó a lo más alto de Hollywood. Fue también el inicio de la rivalidad con Bela Lugosi, quien también había hecho el casting para el monstruo pero no lo consiguió optando solo por un papel secundario dentro del film. Sin embargo, no todo fue gloria para Boris, ya que el pesado traje que debía usar para interpretar aquel monstruo que volvía a la vida gracias al experimento del Dr. Frankestein, le produjo una lesión irreversible en su espalda, la cual no fue impedimento para que Boris volviera a interpretar al monstruo en una segunda oportunidad el la película “La Novia de Frankestein”(1935).

Boris Karloff estaba en la cima y contratos llegaban de todos lados. En 1932 interpretaría a otro monstruo clásico “Imhotep” en la legendaria “La Momia” Su figura alta (1.80cm) su contextura delgada, sus gruesas cejas y su voz profunda lo hicieron un actor codiciado para papeles de personajes siniestros, misterios y dementes, que quedaron inmortalizados en otras películas como “La Máscara de Fu Manchu” (1932) “Devil’s Island” (1939) “The Ape” (1940) y “La Isla de la Muerte” (1945) por nombrar algunas.

Durante los 50s continuó grabando películas e incluso compartiendo pantalla con otro grande del terror – Vincent Price. También participó en una serie de programas de TV y era constantemente invitado a estelares de TV. Boris, quien era conocido como el terrible monstruo de las películas, era en realidad una persona muy agradable y descrito como un verdadero caballero por sus cercanos.

En los 60s tiene una especie de renacimiento de la mano del director independiente Roger Corman quien lo recluta para la serie de TV “Thriller” donde participa en adaptaciones de cuentos clásicos del terror escritos por Edgar Allan Poe y H.P. Lovecraft. Finalmente, su última gran contribución al cine fue su participación como narrador para la inolvidable película “Como el Grinch se robó la Navidad” (1966). En retrospectiva él nunca alabó su carrera y solía hacer bromas con respecto a ella. Una vez dijo “mi mujer tiene muy buen gusto para el cine, solo ha visto un par de mis películas”

En 1969 Boris Karloff fallecería en su hogar en la provincia de Sussex, Inglaterra producto de un enfisema. Tres años después salen a luz tres películas de bajo presupuesto que contaban con la participación de Boris, pero que no le hicieron justicia a toda su trayectoria que incluye más de 200 películas y que lo han llevado a consagrarse como una gran figura POP del Siglo pasado.

Curiosidades:

Boris Karloff se casó en 6 oportunidades, sin embargo solo tuvo una sola hija – Sara Karloff.

Antes de hacerse famoso con Frankestein en 1931 – Boris había actuado en 80 películas.

El fue la inspiración original para la creación del súper héroe “El Increíble Hulk”

Él nunca cambió oficialmente su nombre, por lo que firmaba todos sus documentos como “William Henry Pratt AKA Boris Karloff”

Siempre agradeció a su rol de “monstruo” refiriéndose a él como su mejor “amigo”

Además de ser una celebridad e ícono del terror, Boris grabó una gran cantidad de narraciones de cuentos infantiles.


No hay comentarios: