28 feb. 2011

FRIDA KAHLO- Pasión, arte y dolor

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, mejor conocida como Frida Kahlo, fue una destacada pintora mexicana, una de las artistas más reconocidas de su país a nivel mundial. Aunque se movió en el ambiente de los grandes muralistas mexicanos de su tiempo y compartió sus ideales, Frida Kahlo creó una pintura absolutamente personal, ingenua y profundamente metafórica al mismo tiempo, derivada de su exaltada sensibilidad y de varios acontecimientos que marcaron su vida.

Frida nació el 6 de Julio de 1907 en Coyoacán, Ciudad de México. Frida nació  enmarcada en la revolución mexicana (1910) lo que le significó crecer en un país con una serie de revoluciones y conflictos internos en la lucha por derrotar el sistema político y social. La niñez de Frida fue muy triste. A los seis años tuvo la polio, lo cual la dejó con una pierna mucho más corta y delgada que la otra, para el resto de su vida. Esto siempre la acomplejó.

Rebelde por naturaleza, y ávida de sorprender, Frida ya de jovencita se vestía con ropas de hombre en ocasiones, para molestar a sus familiares en las reuniones que mantenían.

 A los 15 años, Frida ingresa a la preparatoria Nacional, la de más prestigio a nivel nacional, donde comienza el programa de ciencias naturales. Al año siguiente, Frida conoce a Diego Rivera, quien estaba pintando un mural en la preparatoria. Diego era, en ese momento, un pintor revolucionario de 36 años considerado uno de los mejores muralistas de México.

A los 18 años, de regreso a casa un tranvía embiste el autobús donde viajaba. Frida sufrió múltiples lesiones, una siendo consecuencia de que un fierro le haya penetrado su costado izquierdo y haya salido por su vagina; Además sufrió lesiones en la pelvis, columna, nuca, y dos costillas que resultaron quebradas. Su pierna derecha sofrió 11 fracturas y un pie dislocado. Durante su larga convalecencia, Frida comenzó a pintar y a formar ese complejo mundo psicológico que se refleja en sus obras. 
A los 20 años se une al partido comunista, entrando de lleno al mundo revolucionario al que pertenecía Diego Rivera. Dos años después Frida se casa con Diego, a pesar de sus veinte años de diferencia. Poco tiempo después emprenden un viaje por Estados Unidos donde Diego expondría sus obras. En el transcurso de este viaje, dos sucesos importantes marcaron la vida de Frida: expuso su trabajo por primera vez públicamente y sufrió un aborto en un hospital en Detroit. Este último suceso caló muy hondo en Frida e inspiró dos de sus obras más valoradas: La cama volando y Frida y el aborto, las que reflejan una compleja simbología y profunda sensibilidad en el tratamiento de la expresión de sus sentimientos.

Al año siguiente regresan a México a vivir en San Ángel. Ya en México Frida debe someterse a una operación de apendicitis, a la amputación de cuatro dedos del pie, y diversas operaciones a la columna que la obligaron a permanecer nuevamente en cama por cerca de un año desde donde seguía pintando. Este mismo año, Frida se separa temporalmente de Diego después de descubrirlo engañándola con su hermana menor, Cristina. Nuevamente, Frida se veía sumergida en una profunda depresión por la inestabilidad y acontecimientos trágicos en su vida.

En el año 1937, cuatro de sus obras son expuestas en una exhibición en la Universidad Autónoma de México. Al año siguiente viaja a Nueva York para poner su primera exhibición en solitario 25 de sus obras. Al año siguiente se decide el divorcio entre Frida y Diego. En los siguientes años las pinturas de Frida son exhibidas en varios museos en París, San Francisco y Nueva York y es elegida miembro del seminario de cultura mexicana. Durante este periodo también se casa nuevamente con Diego. Debido a su precaria condición de salud, Frida debe impartir clases a cuatro alumnos en su antigua casa de Coyoacán. 

En 1946 el ministerio de educación le otorga el premio Nacional de Artes y Ciencias. Pero su salud parecía empeorar cada día y los doctores le medicaron morfina para aplacar el incesante dolor que la atacaba luego de una operación de implante de hueso. Su sufrimiento parecía continuar debido a los romances que Diego mantenía, (a pesar de que Frida era igual de infiel que su marido y tuvo como amante tanto a mujeres como a hombres), las seis operaciones de columna y la gangrena que afectaba a su pie derecho. En 1953 le amputan su pierna derecha para prevenir que la infección empeorara.

El 13 de julio de 1954 Frida muere a causa de una embolia pulmonar,  y a pesar de las sospechas de un suicidio debido a una sobredosis que se encontró en su sangre no existen pruebas consistentes que prueben esta tesis. 

Hoy sus cenizas se encuentran en la casa que la vio nacer, crecer y morir, La Casa Azul, en Coyoacán, un museo donde se exponen algunas de sus obras, así como artículos personales de la pintora. Un recinto digno de admirarse, y que sin duda, refleja el modo de vida y las vivencias de Frida Kahlo.

Las obras de Frida se tradujeron en un gran hito para el panorama mexicano de la época. Frida sin lugar a dudas encontró en su propia vida una fuente inagotable de inspiración para sus pinturas. La sucesión inconstante de episodios de dolor físico y emocional exacerbaron irrevocablemente su sensibilidad, la que se plasmó de manera descarnada en sus telas.

Datos curiosos:

- De sus 143 pinturas, 55 son sus autorretratos. 

- Frida amaba a los animales. Tenía venados, monos, periquitos y un águila, entre otros.

- En 2002 Hollywood lanzó una película llamaba Frida, que contaba la historia de la famosa pintora mexicana. Ganó dos Oscar. Kahlo fue interpretada por Salma Hayek, quien logró la nominación a mejor actriz.



2 comentarios:

Maria Pilar dijo...

Creo... que es una de las artistas latinoamericanas mas apasionantes y de un misticismo único...

biografiaspop dijo...

Muchas gracias María Pilar, creemos lo mismo, es por eso que se ganó un espacio en nuestras Biografías POP
saludos!