12 oct. 2011

NICANOR PARRA - El Anti Poeta



Al escuchar el concepto “Antipoesía” se nos viene a la cabeza inmediatamente el nombre de Nicanor Parra. Este poeta chileno, uno de los más grandes de las letras del país y del mundo, es nuestro invitado hoy en Biografías Pop.


Nicanor nació en San Fabián de Alico, cerca de Chillán, en 1914, en el seno de una modesta familia. Creció en un ambiente artístico, ya que su padre, también llamado Nicanor Parra, era profesor primario y músico, y su madre, Rosa Clara Sandoval Navarrete, "tejedora y modista de origen campesino, también tenía aficiones artísticas y solía cantar canciones folclóricas”. Nicanor fue el hijo mayor, pero sus hermanos y hermanas menores también resultaron ser artistas en distintos rubros, como Violeta Parra, la tremenda artista, cantante, música, tejedora, recopiladora, escultora y poeta; Roberto Parra, cuequero y dramaturgo y el recientemente fallecido Lalo Parra.


Hasta el Quinto Año de Humanidades estudió en Chillán. En 1932 se trasladó a Santiago para terminar la educación secundaria en el Internado Nacional Barros Arana gracias a una beca de la Liga de Estudiantes Pobres. Los estudios superiores los realizó en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde estudió Matemáticas y Física, aunque también pasó por Ingeniería, Derecho e Inglés.


Si bien Nicanor era un destacado estudiante, su real pasión siempre fueron las letras. Es así como inició su labor literaria en 1937, con la publicación del libro de poemas Cancionero sin nombre (aunque ya en 1935 había aparecido el cuento Gato en el camino, en “La Revista Nueva”). El Cancionero sin nombre fue relegado por el propio autor a su prehistoria poética y no representa el estilo y la estética que haría famoso a Nicanor en todo el mundo. (Sin embargo, con este libro le alcanza para obtener por primera vez el premio Municipal de Literatura de Santiago.) Ese mismo año regresa a Chillán a trabajar como profesor primario en la escuela donde él había estudiado.




Durante los años 40s y principios de los 50s, Parra se dedicaría a labores de docencia en la Universidad de Chile y a viajar becado a perfeccionarse en física y matemáticas a Estados Unidos e Inglaterra. Todo esto le dejaría poco tiempo para dedicar a la literatura.


Vuelve a Chile en 1951, casado con Inga Palmen, de nacionalidad sueca. En los Anales de la Universidad de Chile aparece una selección de sus primeros antipoemas. Luego, en 1952 realiza nuevos avances en la poesía no tradicional, montando junto a Enrique Lihn, Alejandro Jodorowsky y otros autores, la poesía-mural quebrantahuesos, hecha con recortes de diarios.


Hasta que en 1954 aparece Poemas y Antipoemas, su segundo libro y primera obra de arte, que produjo un corte radical en la poesía chilena e hispanoamericana, y marcó la fundación de la ANTIPOESÍA. Además, le permitió ganar por segunda vez el premio Municipal de Literatura de Santiago.


La antipoesía marcaba una ruptura total con la poesía tradicional, planteaba una reacción contra la función metafísica de la poesía y su sacralización y se adhería a una línea fundamentalmente anti romántica, comprometida políticamente y desmitificadora. Abandonaba la sintaxis y la métrica, dejaba atrás el lenguaje críptico y alegórico reemplazándolo por un lenguaje común y corriente (al menos en apariencia), cotidiano, lleno de humor, ironía, folclore. Como el mismo poeta lo diría en su “Manifiesto”, la antipoesía pretendía “bajar a los poetas del Olimpo” y llevar la poesía a todos, no sólo a intelectuales y letrados.

Señoras y señores
Esta es nuestra última palabra.
-Nuestra primera y última palabra-
Los poetas bajaron del Olimpo.

Para nuestros mayores
La poesía fue un objeto de lujo
Pero para nosotros
Es un artículo de primera necesidad:
No podemos vivir sin poesía.

Nosotros conversamos
En el lenguaje de todos los días
No creemos en signos cabalísticos.

Nosotros denunciamos al poeta demiurgo
Al poeta Barata
Al poeta Ratón de Biblioteca.
Todos estos señores
-Y esto lo digo con mucho respeto-
Deben ser procesados y juzgados
Por construir castillos en el aire
Por malgastar el espacio y el tiempo
Redactando sonetos a la luna
Por agrupar palabras al azar
A la última moda de París.
Para nosotros no:
El pensamiento no nace en la boca
Nace en el corazón del corazón.



(Manifiesto, fragmento)

Desde entonces Nicanor es conocido mundialmente como el Anti poeta, título que asume y reafirma con cada publicación.


La década de 1960 fue especialmente activa en cuanto al número de publicaciones de Parra y brillante por sus aciertos: Versos de salón (1962), Manifiesto (1963), Canciones rusas (1967), Obra gruesa (1969). Ese mismo año obtuvo el Premio Nacional de Literatura, premio que le consagró definitivamente.


Pero Nicanor no se limitó a escribir antipoesía. También inauguró los Artefactos (1972), un “libro” en forma de caja que contenía postales en la que se mezclaba y oponían palabra e imagen.


Nicanor ha sido nominado muchas veces al Premio Nobel de Literatura, pero nunca lo consiguió (hasta ahora al menos), pero sí ha obtenido un sin fin de reconocimientos en Chile y el mundo entero como los ya mencionados Municipal de Santiago y Nacional de Literatura, el Premio del sindicato de escritores de Chile, el X premio Reina Sofía de poesía Iberoamericana y el Premio Internacional Juan Rulfo, una especie de premio Nobel de la Literatura Latinoamericana.


Las obras de Nicanor Parra también han sido expuestas de manera visual en Chile, España y Estados Unidos, como su mediática exposición en el Centro Cultural Palacio de La Moneda, donde ahorcó a todos los ex presidentes de Chile.



A sus 97 años de edad Nicanor goza de buena salud en lo físico y en lo literario, sigue publicando y traduciendo obras literarias. Vive tranquilamente en su casa en Las Cruces (Litoral central) y muy rara vez da una entrevista, manteniendo su tendencia a mantenerse alejado de los Medios. Hace poco se estrenó en el cine y en TV el documental “Retrato de un antipoeta” inspirado en su vida y obra, lo que demuestra su total vigencia. Esperemos que a este genio se le brinden todos los honores posibles mientras aún viva. Gracias, Nicanor.


Enlaces recomendados:
1- Poemas de Nicanor Parra
2- Nicanor Parra para niños

No hay comentarios: